jueves, 23 de julio de 2009

De valientes y corderos



Esta es la historia (o al menos así empezaba mi padre todos los cuentos que llenaban mis noches de sueños) de un león cobarde que se crió entre ovejas; y que cuando el lobo estaba a punto de comerse a su madre decidió que quería ser valiente y, cual cordero, le arreó con la cabeza y mandó al lobo muy lejos.


(El texto es original y tiene derechos de autor su utilización sin consentimiento y sin nombrar a la autora suponen una demanda inmediata)

9 comentarios:

Beauséant dijo...

siempre he pensado que hay mucha valentía en las personas pequeñas, porque son tan pequeñas que no les queda más remedio que ser valientes para enfrentarse al día a día..

DANI dijo...

Así de valiente me gustaria ser a mi con los problemas y mandarlos a tomar por c...

Besos temblorosos

Lena dijo...

Arrear con la cabeza mejor que con las garras...mucho más noble...

Bello cuento, bello blog!

Un abrazo!

Bohemia dijo...

Esta es la historia...me gustan los cuentos que empiezan así

Bss

p. Yulep Rikschîjin *live* dijo...

mas no importa donde crecemos, sino adonde vamos.
¿Cuantos animales somos?

Es un buen pequeño cuento,
espero verte pronto
bss

Desdeelsur dijo...

La valentía es la dignidad en su máxima expresión... sin ir más lejos q la propia vida...

Buen post.. un abrazo y pasa buena semani!

eliú dijo...

la consigna es saber que todos, en momentos de real enfrentamiento interno, podemos ser quien quisieramos...

Cris dijo...

Una vez me contaron un cuento parecido.... el tuyo me gusta más :) Buen blog y buenas fotos! Un saludo cordial

la chica pirata dijo...

qué bonita historia con sabor a caramelo.

:)